ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal. El hombre de acero.

Hace ya tiempo que quería poner una película de Superman. Prototipo de niño adoptado, que refleja muy bien de forma metafórica la adopción interracial, internacional, e intertodo.

En este caso, los padres respetan enormememente la personalidad y el destino, así como la sensación que aunque sea su hijo, éste tiene su propio camino.

Algo que a los padres adoptivos nos viene muy bien, pues muchas veces nuestros hijas e hijos, tienen de alguna forma su destino prefigurado desde su otra historia, y sólo podemos acompañarles y guiarles, pero sin dirigir ese camino del todo, ni imponerles nuestras propias expectativas sobre su futuro.

Una buena película, no necesariamente para niños pequeños.

J.Ignacio Díaz Carvajal,  Gran colaborador y socio de AAPE dirige esta sección y  cada semana aprendemos mucho a través de las historias  con temática adoptiva que él nos sugiere.
Adopcine es el cine desde la mirada adoptiva. Películas, documentales y vídeos que tratan la temática de adopción y de acogimiento.

 

El hombre de acero (Man of Steel) (Superman) (2013)

Director: Zack Snyder
EEUU
2013
143 min
Fantástica

Sinopsis: Desde Krypton, un lejano planeta muy avanzado tecnológicamente, un bebé es enviado en una cápsula a través del espacio a la Tierra para que viva entre los humanos. Educado en una granja en Kansas en los valores de sus padres adoptivos, Martha (Diane Lane) y Jonathan Kent (Kevin Costner), el joven Clark Kent (Henry Cavill) comienza desde niño a desarrollar poderes sobrehumanos, y al llegar a la edad adulta llega a la conclusión de que esos poderes le exigen grandes responsabilidades, para proteger no sólo a los que quiere, sino también para representar una esperanza para el mundo. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila: 6/10
Valoración adopción 7/10

Aunque hay muchas versiones de Superman, en películas y en series, empiezo por esta más actual , que refleja muy bien la adopción de Clark, por parte de la pareja que lo encuentra. Y que saben protegerle y darle unos valores, acordes con ellos, pero también con su propio destino como ser especial que viene de otro planeta.
La metáfora que plantea es estupenda, porque a los padres adoptivos y especialmente a los de niños de otras razas o paises, les ofrece un modelo de respeto por esa diferencia y por el destino propio, que no tiene que pasar por satisfacer las expectativas de los padres, sino que respeta al máximo el propio camino del chico, y su origen, aunque introduciendo valores como la entrega, la generosidad, el respeto al otro, el autocontrol, la bondad, el sacrificio, etc.
La película es muy espectacular, no apropiada para niños muy pequeños.

Para saber más pincha en la imagen.