EL NIÑO APOYADO EN LA PUERTA. PILAR GONZÁLEZ

mariposas en blanco y negrorojoReflexionando sobre el tema de la edad, decidí buscar información sobre la adopción de niños mayores. Aquí se abre otro mundo que a mí me atrapó por completo. Y es que en los orfanatos de todos los países, los niños y niñas mayores observan cómo se van llevando a todos los pequeños, mientras ellos ven pasar su vida dentro de la institución.

Inmediatamente empaticé con todos estos menores. Me partía el alma imaginar sus sentimientos. Y rápidamente me venía ese impulso de “los quiero todos para mí”.

Era el mismo impulso que sentía cuando era pequeña: quería proteger a otros niños. Pero ahora ya no era una niña, era una adulta, con el mismo sentimiento de protección. Sin embargo, ayudar y proteger a la infancia no es tan fácil como parece.

 

f4rase pilar2Todos estos pensamientos me provocaban una angustia vital, por lo que lo rechazaba pensando que ya tendría tiempo de preocuparme de la edad del menor y me asignaran llegado el momento. Aunque esto no era tan simple.

En casa de unos amigos pude ver el vídeo de cuando recogieron al primero de sus hijos en el orfanato. Una imagen quedó grabada en mi mente: un niño de unos seis años, apoyando el hombro en el marco de una puerta, mientras miraba a las familias que recogían a sus hijos, bastante más pequeños que él. Su gesto expresaba tanta tristeza que aun hoy puedo verlo con claridad. Una imagen que nunca debería producirse. Ningún niño en el mundo debería estar sin una familia mientras haya alguien que pueda ocuparse de ellos. Pero todos sabemos que el mundo no es precisamente justo.

 

gracias

Del libro Mariposas en el corazón. La adopción desde dentro ( El Hilo Ediciones) extracto del capítulo “Tu y yo: tan diferentes, tan iguales…” escrito por Pilar González Moreno,

Pilar es, desde hace catorce meses, la orgullosa madre de una niña de 10 años y  de origen chino que ha puesto su vida patas arriba llenándola de amor y sonrisas.

IMG_4334resizePilar González Moreno ha dedicado su vida desde los 19 años a la Educación Infantil. La educación de los más pequeños ha sido siempre su gran pasión. Se diplomó en Magisterio y posteriormente le licenció en Psicopedagogía con el único propósito de ser mejor maestra.

Comenzó su carrera profesional en el barrio de la Chana de Granada y actualmente acaba de cumplir 23 años como maestra en la zona norte de esta capital, en un centro de Educación Infantil y Primaria que atiende a las familias más desfavorecidas del barrio de Almanjayar. Participa en diversos grupos de innovación pedagógica, defendiendo el principio de equidad y la cooperación como medios fundamentales en la práctica docente  para superar las desigualdades y atender a la diversidad.

Para comprar el libro pincha AQUÍ