ADOPCINE. A.I. Inteligencia Artificial. Por José Ignacio Díaz Carvajal

A.I. Inteligencia Artificial: Magnífica película de Steven Spielberg , del 2001,  sobre los vínculos amorosos parentales y filiales, así como sobre lo traumático que puede ser la pérdida de  la persona protectora y querida, por parte del niño.

En este caso se nos explica a través de la relación de un robot, programado para amar, como un ser humano.

No es una película indicada para niños adoptados pequeños, porque pueden malinterpretar la situación, pero sí que puede servir con niños mayores, con los que hablar lo importante que son los vínculos amorosos en la familia y lo que mueve eso en todos los sentidos.

ADOPCINEJ.Ignacio Díaz Carvajal,  dirige esta sección y  cada semana aprendemos mucho a través de las historias  con temática adoptiva que él nos sugiere.
Adopcine es el cine desde la mirada adoptiva. Películas, documentales y vídeos que tratan la temática de adopción y de acogimiento.

 

A.I. Inteligencia Artificial (A.I. Artificial Intelligence) (2001)

aiSinopsis: En un mundo futuro, los seres humanos conviven con sofisticados robots llamados Mecas. Los sentimientos son lo único que diferencia a los hombres de las máquinas. Pero, cuando a un robot-niño llamado David se le programa para amar, los hombres no están preparados para las consecuencias, y David se encontrará solo en un extraño y peligroso mundo. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 7/10
Valoración adopción 8/10

Interesante película que nos hace reflexionar sobre los vínculos amorosos parentales, y de cómo podría ser en un futuro donde los robots hubieran desarrollado tanto su inteligencia emocional que llegaran a poder sentir como los humanos.
En este caso se programa a un niño robot, para amar a una madre con una necesidad enorme. Y se le entrega a una madre en duelo, por un hijo en coma, que no parece se vaya a recuperar. Y de alguna manera adopta a este niño robot, que le llama mami, a partir del momento en que realizan una “impronta” (que vendría a ser un vínculo de apego repentino y radical, por el que el robot que da vinculado a ese humano para siempre, como hijo).
La mujer es invitada a negar su duelo y vivir una situación ficticia de maternidad, que al principio le choca, pero a la que se adapta rápidamente.
Al volver a recuperarse el hijo de su coma, ambos niños entraran en colisión y en celos, y el robot acabará siendo expulsado y abandonado , con todo lo que le implica de sentimientos de abandono que no puede digerir, ni entender.
Con una pasión impropia de una máquina, David irá a buscar una solución mágica e infantil a su problema, que el Hada Azul, del cuento de Popeye, le trasforme en un humano, para así conseguir el amor de su madre.
No es una película adecuada para nuestros adoptados, pues puede darse la impresión de que cuando das problemas las madres pueden abandonar a los adoptados (aunque en este caso es una máquina, el niño lo puede vivir como alguien similar a él) y en otro sentido, que los niños pueden ser sustituidos por máquinas.

gracias

 

José Ignacio Díaz Carvajal . Padre adoptivo. Médico psicoterapeuta.

Os invitamos a visitar  su valioso blog ” Películas y adopción”  sobre películas relacionadas con el complejo mundo de la adopción: abandono, acogimiento, adopción, adopción internacional, interracial, monoparental femenina, monoparental masculina, homoparental,adoptados adultos…y a leer sus interesantes críticas.

Related Posts