ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal.El Rey de las Máscaras

El Rey de las Máscaras, es una magnífica película china, de 1996, sobre una tradición local, la del artista que va por los pueblos y ciudades realizando un espectáculo de cambio de máscaras. En este caso es un señor mayor que decide buscar un heredero y continuador de su arte, que sólo podría ser un chico.Unos padres desesperados, le venden una chica haciéndola pasar por chico. Y a partir de ahí tenemos una historia, de magia, simpatía, dolor, confusión, amor y más…
Una película encantadora, que tiene una denuncia oculta sobre la tristísima situación de las niñas en China, desde tiempo inmemorial.
Para toda la familia, pero habrá que estar dispuestos a hablar de esta situación con nuestras niñas adoptadas en China.

 

J.Ignacio Díaz Carvajal,  Gran colaborador y socio de AAPE dirige esta sección y  cada semana aprendemos mucho a través de las historias  con temática adoptiva que él nos sugiere.
Adopcine es el cine desde la mirada adoptiva. Películas, documentales y vídeos que tratan la temática de adopción y de acogimiento.

El Rey de las Máscaras (1996)

Director: Wu Tianming
China
1996
101 min.
Drama

Sinopsis: A un viejo artista de la calle, maestro en el arte de cambiar de máscara, le es dada la oportunidad de practicar su arte en la opera de Pekín. Pero él rechaza la oferta, ya que solamente quiere pasar sus conocimientos a un heredero masculino. Una noche le es vendido por sus padres, hundidos en la pobreza, un niño, Pichón. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 8/10
Valoración adopción 10

Esta película, puede encantar, además de por un guión interesante, por su buena ambientación y su música excelente. Los personajes se hacen querer.

El tema que trata, la relación de una niña con un “abuelo” que le acoge y adopta (a pesar de no ser un niño), es muy importante en relación a lo que refleja: la situación, histórica, de infravaloración de las niñas en China.
Cómo los padres estaban dispuestos a ceder, en plaza pública, a sus hijos, pero sobre todo hijas, a cualquier que le diera unas monedas. Al menos por comida y cama. Realmente era una trata de esclavos-hijos, pues el uso que los nuevos padres-amos darían a esos niños, era el de trabajadores para sus nuevos amos.
El desprecio por las niñas, es terrible, y lo más terrible es que eso ha seguido hasta nuestros días, representado en las miles de niñas sacrificadas o abandonadas, cada año, en China.
En esta película, se justifica la necesidad de que sea un niño, por que la trasmisión del arte de cambiarse de máscaras. Esta tradición solo era permitida a los hombres. El abuelo protagonista, decide buscar un descendiente, niño, y se lo ofrecen, engañándole, alguien que quuría librarse de una niña.
La niña se presta al engaño, porque ya ha sido rechazada y devuelta muchas veces y a partir del momento en que la descubre, pasa de ser nieto querido, a sirvienta y esclava tolerada, que trabaja para el amo.
Esta relación se complicará, por diversos motivos, y llevará a que este hombre la abandone. Teniendo un desenlace adecuado a una película familiar, que se puede ver por todos los públicos, y que puede ser una buena oportunidad , para hablar con nuestros hijos e hijas, del tema del rechazo de género en China, y del abandono de niñas.

 

Tráiler en castellano y película completa en V.O. con subtítulos en inglés.


Para saber más sobre José Ignacio Díaz Carvajal pincha en la imagen.