ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal. Bella.

Bella, de 2006, es una película mejicana, realizada por Alejandro Monteverde, que trata el tema de la adopción como forma de evitar un aborto.

Pero aunque tiene cosas que la hacen emotiva y fácil de ver, y da una imagen de la maternidad que no tiene que ser obligatoria para todas las mujeres, o que los hombres podemos ser buenos padres solos. Tiene otros puntos débiles, como que este padre adopta más por sentimientos de culpa y sin una verdadera vocación para ser padre. Y no hay información sobre la complejidad de una decisión como ésta, ni de los entresijos legales y circunstanciales que hacen de la adopción un proceso más elaborado que lo que aquí se muestra.

ADOPCINE

 

Es el cine desde la mirada adoptiva.  Sección dirigida por  J.Ignacio Díaz Carvajal, que  cada semana nos propone una película con temática adoptiva además nos brinda una psinopsis y toda la información sobre la película que nos sugiere.

 

Bella (2006)

Director: Alejandro Monteverde
2006
México
91 minutos
Sinopsis: José es una estrella del fútbol internacional que está a punto de firmar un contrato multimillonario cuando una serie de acontecimientos llevan su carrera a un trágico final. Una hermosa camarera lucha por hacerse un hueco en la ciudad de Nueva York cuando descubre algo de sí misma para lo que no está preparada. Ambos se encuentran en un momento en que sus vidas han tocado fondo… hasta que un simple gesto de amabilidad les une y convierte lo que podría ser un día cualquiera en una experiencia inolvidable. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 3/10
Valoración adopción 4/10

Es una película simplista, basada en difundir un mensaje contra el aborto y a favor de la adopción, pero sin profundizar en causas, circunstancias, motivaciones, personajes, nada…
Se limita a trazar unas líneas maestras: chica embarazada despedida injustamente, cocinero atormentado por haber tenido un accidente con el coche y haber matado a una niña (por lo que ya pagó con 4 años de cárcel por homicidio involuntario) que abandona una carrera prometedora en el futbol profesional internacional, para purgar su culpa. Una familia latinoamericana en EEUU, representante de los valores tradicionales.
Casi sin guión, el protagonista convence a la chica que no aborte y que él se queda a su criatura en adopción.

La película se deja ver a ratos, pero tiene mensajes torpes como cuando la madre del protagonista dice, que como no podían tener hijos, decidieron adoptar al hijo mayor y que no le hace diferente a sus otros hijos. (Explicación innecesaria si realmente no le hace diferente, pero necesaria para el guión, pues con eso parece justificar un antecedente familiar de adopción que induciría, de alguna manera al protagonista a elegir esta opción para ayudar a su amiga)
O la paternidad del chico, que no parece que tenga más motivación que evitar un aborto y reparar la culpa por haber matado a una niña con el coche. (De hecho en las escenas en las que aparecen las dos niñas, (la que murió y la suya,encontramos vínculos simbólicos, como una mariposa, que las unen).No parece haber deseo de ser padre. Pues el personaje parece perdido, sin saber casi ni cuidarse ¿qué sentido tiene tener un hijo así?

Esta película ha recibido el premio People’s Choice Award en el Festival Internacional de Cine de Toronto en 2006, algo que puedo explicarme por que toca registros emotivos del público, y da una imagen de bondad, de humanidad y ensalza valores como la amistad, la familia, la solidaridad. Pero insisto, de forma fullera y sensiblera.
Al menos da por hecho que ni la mujer tiene que realizarse necesariamente a través de la maternidad, y que los hombres podemos elegir ser padres de forma tan completa que no seamos menos para la crianza de un niño de forma monoparental.


Para saber más sobre José Ignacio Díaz Carvajal pincha en la imagen.

 

Related Posts