ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal. Cuando tienes 17 años

“Cuando tienes 17 años” es una magnífica película francesa, de 2016, del director André Techiné. Este director ya había tratado anteriormente los temas del primer amor , el descubrimiento de la identidad, la homosexualidad, en “Los Juncos Salvajes” (1994), y ahora le añade la característica de que uno de los participantes es adoptado.

La película nos habla sobre la dificultad de expresarse y de reconocer los propios sentimientos, tanto del adoptado, como del amigo, pero en el caso del adoptado, se le complica, pues es de otra raza, con una dificultad de reconocer que tiene pena o sensaciones de abandono. Todo lo trasforma en rabia y en ganas de expulsarla a través de las peleas.Y hasta el deseo lo trasforma en rabia.

Tiene interés por muchos más temas y es una película compleja y rica sobre los sentimientos adolescentes y sus necesidades específicas, tanto de autonomía, como de dependencia sana de un entorno que le ayude a encontrarse.

Recomiendo verla vivamente. Puede encontrarse en filmin en estos momentos.

 

J.Ignacio Díaz Carvajal,  Gran colaborador y socio de AAPE dirige esta sección y  cada semana aprendemos mucho a través de las historias  con temática adoptiva que él nos sugiere.
Adopcine es el cine desde la mirada adoptiva. Películas, documentales y vídeos que tratan la temática de adopción y de acogimiento.

 Cuando tienes 17 años (Quand on a 17 ans) (2016)

Director: André Téchiné
Francia
2016
114 min
Drama

Sinopsis: Damien, hijo de un soldado, vive en un cuartel del sudoeste francés con su madre, que es médico, mientras que su padre está en misión militar en África Central. En el instituto sufre el maltrato de uno de sus compañeros, Tom, cuya madre adoptiva está enferma. La repulsión y la violencia que muestran el uno hacia el otro se está volviendo problemática; pese a ello, la madre de Damien decide acoger a Tom bajo su techo. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 7/10
Valoración adopción 8/10

Estamos ante una película en la que se tratan muchos temas interesantes relacionados con la adopción , la identidad, la adolescencia, el primer amor, la homosexualidad, la relación con los padres, etc.
No es una película extraordinaria, pero sí que tiene una cierta tensión desde un primer momento, por la incomprensión que produce el rechazo que se tienen estos dos chicos de 17, que llega a situaciones de cierta violencia.
Tom que es adoptado, vive con sus padres en el campo, en una zona de montaña, maravillosa, pero aislada, que le hace perder cada día más de 3 horas para ir y volver del Instituto. Lo que le retrasas en los estudios y considera que va a fracasar.
Es un niño retraido, inhibido, que basa su identidad en su fuerza, en su trabajo, pero que no se atreve a abrirse a nadie y que tiene manía a Damien, quizás por que ve que represente lo que él no puede ser. Entre otras cosas parece admirar que él pueda estar con sus propios padres biológicos. Y probablemente se siente atraido por él, intelectualmente y de otras maneras.
Lo curioso del film es que por vicisitudes de la vida, acaba en la casa de su enemigo, que secretamente se ha enamorado de él. Lo que complica aún más las cosas. Pues se atraen y se evitan como un imán que cambiara de polaridad caprichosamente.

Tom no puede aceptar una identidad homosexual, como casi tampoco una identidad social. Prefiere verse solo en el bosque enfrentado a su destino…pero por pura desconfianza del género humano (Situación típica en los trastornos de apego inhibidos) no se imagina amando a nadie. Ni siquiera a un nuevo hermanito recién nacido. Le cuesta expresar cualquier sentimiento. No quiere que le “descubran”. No está seguro del amor de sus padres.Ni tampoco del de su amigo.

La única expresión de sus emociones es a través del cuidado a su madre, del ejercicio físico, las pruebas de frío en un lago helado, o los golpes con su amigo-enemigo Damien.
Los padres de Tom, gente de campo, no parecen que puedan ayudarle a salir de esto, por sus rigideces. Pero es esta otra familia , la de Damien, la que le ofrece una oportunidad de cambio y de resiliencia, que le abra a su interior, a sus emociones y a su verdadera identidad.
La madre de Damien, ayudará a poder hacer esta transición, con su sabiduría , su buen hacer, su comprensión del ser humano, que se expresan de forma natural.
Hay una muerte y un nacimiento en la película, que representan bien la metáfora de lo que tienen que hacer los adolescentes, y más los adoptados, para superar sus duelos no resueltos, sus identidades borradas, su incapacidad de amar de verdad sin miedo.
Tom acude en pánico a ver a Damien y su madre, cuando su propia madre va a dar a luz. No confía que salga bien. No puede afrontar este nacimiento. Pero acaba pudiéndolo hacer. Su sí mismo renovado.

Para saber más sobre José Ignacio Díaz Carvajal pincha en la imagen.

 

Related Posts