ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal.  De tal padre, tal hijo.

Con De tal padre, tal hijo, del director Hirokazu Koreeda, película japonesa de 2013, estamos ante una disección interesantísima sobre la construcción de los vínculos, independientemente de los genes.

En este caso tenemos a dos familias a las que cambiaron los hijos al nacer. Y cómo ahora tienen que legalmente volverlos a cambiar, cuando ya los han criado y los quieren. ¿Es ese el mejor interés del menor? ¿por qué no intervienen en este caso profesionales expertos en apego que les ayuden a decidir a ellos y a los jueces? ¿No hay soluciones más creativas, que intercambiar a los hijos, porque lo diga la ley?

Bueno, una película estupenda, que debe verse para comprender mejor qué pasa en la adopción con los apegos.

ADOPCINE

 

Es el cine desde la mirada adoptiva.  Sección dirigida por  J.Ignacio Díaz Carvajal, que  cada semana nos propone una película con temática adoptiva además nos brinda una sinopsis y toda la información sobre la película que nos sugiere.

 

 De tal padre, tal hijo (Soshite chichi ni naru (Like Father, Like Son))(そして父になる) (2013)

Director: Hirokazu Koreeda
Japón
2013
Drama
120 min
Sinopsis: Ryoata, un arquitecto obsesionado por el éxito profesional, vive felizmente con su esposa y su hijo de seis años; pero su mundo se viene abajo cuando los responsables del hospital donde nació su hijo le comunican que, debido a una confusión, el niño fue cambiado por otro. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 8/10
Valoración adopción 10

Película fundamental para poder reflexionar sobre el tema del apego y del vínculo entre hijos y padres. (de ambos sexos)
En esta ocasión podemos ver los puntos de vista de hijos y de padres, sobre lo biológico y sobre la relación creada por el trato y la crianza. De como el vínculo adoptivo es incluso más importante que el biológico. Y de que la adopción es algo complejo, siempre, debido a que interviene la crianza y el amor, por un lado, pero también la querencia biológica y los interrogantes sobre la vida que hubiera podido ser si uno se hubiera quedado con los padres biológicos.
De hecho la película no tiene un cierre definitivo. Y aunque nos hacen vivir el dolor de la separación de esos padres con sus hijos, y el abandono de esos hijos, al empeñarse en aceptar lo legal , que es que cada hijo se deba ir con sus padres biológicos.
Pero las diferentes familias ven el enfoque del problema de diferentes maneras, y puede que hayan otras soluciones.
Imagen de De tal padre, tal hijo (Soshite chichi ni naru (Like Father, Like Son))
En una escena genial, en la que el padre, que se empeña en lo biológico, ve las fotos que le ha estado haciendo su hijo mientras dormía, se da cuenta del «punto de vista de su hijo» y puede reaccionar sacando su propia pena y comprendiendo la de su hijo, por el abandono al que le ha condenado.

Sorprende que en toda la película no haya una figura consejera de tipo social o psicológica. Sólo los abogados, la Ley. Podríamos imaginar que si hubiesen intervenido expertos en vínculos, los consejos a dichos padres hubieran ido por otro lugar.

La película ha sido premiada en Cannes y en Toronto. La música de Bach y Beethoven, es magnífica para acompañar nuestras propias reflexiones, sobre este drama.

Hay una película de tema similar: El hijo del otro (2012)

Las recomiendo vivamente. Creo que ayuda a posicionarse a favor del amor, frente a lo legal o lo biológico.

Para saber más sobre José Ignacio Díaz Carvajal pincha en la imagen.

Related Posts