ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal. En sus zapatos (In her shoes) (2005)

Hoy traigo una película para hablar de los abuelos biológicos.

A los que apenas tenemos en cuenta, pero forman parte de la historia de muchos niños y niñas adoptados, y pueden funcionar, como en este caso , una abuela , como tutora de resiliencia. La película es “En sus zapatos”, de 2005, con Cámeron Díaz, Toni Collette y Shirley Mclaine.

En este caso no hay una adopción, sino que unas nietas, huérfanas, se reencuentran con la abuela perdida, y les ayuda a centrarse y encontrar su verdadero camino.
Los abuelos biológicos son una oportunidad, a veces, de poder entroncarse con su historia, sus raices, y que pueden ser tan necesarios de encontrar como a los padres biológicos.

Una película menor, pero interesante de ver.

 

J.Ignacio Díaz Carvajal,  Gran colaborador y socio de AAPE dirige esta sección y  cada semana aprendemos mucho a través de las historias  con temática adoptiva que él nos sugiere.
Adopcine es el cine desde la mirada adoptiva. Películas, documentales y vídeos que tratan la temática de adopción y de acogimiento.

 

 

En sus zapatos (In her shoes) (2005)

Director: Curtis Hanson
EEUU
2005
130 min
Comedia dramática

Sinopsis: Maggie y Rose son dos hermanas huérfanas que se pasan el día discutiendo. Son muy distintas, no tienen nada en común, excepto que calzan el mismo número de zapato. Maggie (Cameron Diaz), guapa, alegre y desenfadada, tiene mucho éxito entre los hombres, pero no es capaz de conservar un trabajo. Esta situación la lleva a instalarse en casa de su hermana. Rose (Toni Collette) es una abogada formada en Princeton que trabaja en un importante bufete de Filadelfia y que nunca se siente cómoda con su aspecto físico. La única pasión de Rose son los zapatos, pero desgraciadamente tiene pocas oportunidades de lucirlos. La localización de su abuela materna (Shirley MacLaine) pone nuevamente en contacto a las hermanas. (FILMAFFINITY)
Valoración cinéfila 5/10
Valoración asopción 7/10

Interesante película sobre la situación de dos hermanas muy unidas, sobre todo desde la muerte de su madre y la ocultación que realiza su padre de la existencia de su abuela. La madre le encargó, a la abuela, a través de su nota de suicidio, que cuidara de sus hijas; pero ésta no lo hace, entre otras cosas por la oposición del padre.
La abuela reaparece en la vida de estas chicas, cuando una de ellas encuentra las cartas que les envió, con felicitaciones y dinero , durante años de su infancia: Estas cartas nunca llegaron a su destino a causa del padre. Maggie, decide ir en búsqueda de su abuela, entre otras cosas porque ha roto con la hermana y porque no tiene dónde caerse muerta, ya que tampoco el hogar de su padre con su nueva mujer, es más su hogar.
Gracias a este reencuentro, Maggie encuentra su propio camino en la vida y la abuela ejerce de tutor de resiliencia. Así también la abuela consigue superar la culpa por no haber cuidado de estas niñas cuando pequeñas. Y también consigue reunir a las hermanas y que ambas se transformen.
Es una película menor, pero que da un mensaje muy interesante: la importancia que pueden tener los abuelos biológicos en la vida de nuestros niños y niñas, sobre todo por la sensación de continuidad histórica con su pasado, la explicación de muchos hechos de su vida. Y, si son personas capaces, ser tutores de resiliencia para ellos, ayudándoles a superar las vivencias de abandono y la situación de desconexión respecto a su pasado.
Muchas veces pensamos que nuestros hijos e hijas sólo quieren contactar con su madre biológica o con sus padres, y realmente cualquier posibilidad de contacto con su historia, su lugar de nacimiento, su país, su familia extensa y especialmente los abuelos, puede ser una necesidad ineludible y que les ayude mucho a comprenderse y quererse a sí mismos.


Para saber más pincha en la imagen.