ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal. Flesh and Blood

Con Flesh and Blood, estamos ante un telefilm, super interesante, dirigido por Julian Farino, en 2002. Trata de una búsqueda de los orígenes, que hace un adoptado adulto, que ya casado y con un hijo en el mundo, decide encontrar a sus padres, para conocer su historia y su pasado. Probablemente movido por su propia paternidad. Y sin que su mujer conozca nada de esto.

Lo que va encontrando es terrible para sí mismo. Pero lo va asumiendo como puede y da pasos con los que arriesga mucho, en sufrimiento y en temores respecto a su propia criatura.

Al final no sabemos si tiene un final feliz o no, pues el desvelamiento de su propia historia es terrible.

¿Deben los adoptados hacer sus búsquedas por su cuenta, o deben contar con personas que se interpongan y puedan actuar como protección ante los golpes de la realidad. Y que protejan a ambas partes de la diada biológica: los padres y los hijos y hermanos.

Mi opinión es que debe ser mediado siempre, para evitar los casos complicados. Y que los padres biológicos también tienen sus derechos, aunque a los hijos les duela que no les den respuestas adecuadas.
La única pega es que la película  está en inglés. No la he encontrado con subtítulos. ¿Alguien se anima?

ADOPCINE

 

Es el cine desde la mirada adoptiva.  Sección dirigida por  J.Ignacio Díaz Carvajal, que  cada semana nos propone una película con temática adoptiva además nos brinda una sinopsis y toda la información sobre la película que nos sugiere.

 

Flesh and Blood (TV) (2002)

Director: Julian Farino
Reino Unido
2002
76 min
Drama

Sinopsis: Un hombre adoptado decide encontrar a sus padres biológicos y poco a poco va descubriendo que su madre no es la persona que creía, sino una fachada a sus verdaderos padres: dos personas con graves discapacidades mentales, que no fueron conscientes de nada de lo que pasó y que no pueden sentirse su familia.

Valoracion cinéfila 7/10
Valoración adopción 9/10

Es telefilm es de una extraordinaria importancia para poder hablar de la búsqueda de los orígenes, de cómo hacerlo, de lo que uno se puede encontrar y de hasta que punto se puede hacer en solitario, y si uno puede estar preparado para este proceso de conocimiento.

En este caso el protagonista ha encontrado a su supuesta madre biológica, y ésta se niega a recibirle. Persiste y acaba hablando con ella y le confiesa que ella no es su madre, que sus padres fueron dos personas discapacitadas mentales graves , que para evitarles problemas se dio el niño en adopción , pero figurando ella, como enfermera que era del centro, como la madre donante del bebé.
Este hombre no quiere creerla , pero ella le propone ayudarle a encontrar a sus padres si se empeña en conocerlos. Y primero conoce a su padre, un señor bastante pobre en su discurso (siempre dice o sí o no) y que vive en una casa protegida,y trabaja también en un trabajo protegido, y que no es capaz de darse cuenta de muchas cosas de las que vive. Lo va a visitar varias veces esperando encontrar algo de explicaciones, de su pasado, que no encuentra.
Conoce luego a su madre, y ésta aún es más infantil y más discapacitada. Casi no habla y va de la mano de sus cuidadoras.
Se preocupa por lo que pueda influir en su hija, que es un bebé recién tenido y que es el que ha activado esta búsqueda de sus raices, para poder ofrecerle a esta niña su historia.
Pero decide invitar a estos progenitores (que no padre o madre) a su casa para que conozcan a su familia (su mujer, su hija, sus suegros, su madre adoptiva, sus amigos más queridos) y hay mucha tensión, pero en el fondo él necesita confirmar con sus seres queridos su historia biológica y mostrar lo que hay. Para que le ayuden a aceptarlo.
Continuará con las visitas…pero en una escena final comprobará que su progenitor (insisto que no padre) no alcanza a comprender el significado del concepto «padre»-

Tenemos unas lecciones de esta película y es que hay que estar preparado para lo que podamos encontrarnos en un reencuentro con las raices. Que igual nos desilusiona muchísimo. Y que si media alguna institución que proteja a ambas partes, mucho mejor. Pues también los padres biológicos tienen derecho a no ahondar en su daño, en su culpa, si no tienen capacidad para lidiar con ello. En este caso es que ni se enteraban de lo que estaba pasando con este chico que les trata bien y les busca, pero que no entienden por qué.
Sólo he encontrado la película en inglés. Pero la recomiendo, sobre todo para los adoptados mayores que se planteen la búsqueda de sus orígenes.

Para saber más sobre José Ignacio Díaz Carvajal pincha en la imagen.

 

Related Posts