ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal. Harry Potter y la cámara secreta

Seguimos con Harry Potter y ahora con la segunda entrega del año 2002,Harry Potter y la Cámara Secreta.

Considero que hasta esta película se puede ver con niños pequeños, pues es muy de aventura y sigue abundando en valores como la amistad y el apoyo en los tutores. Algo que va contra la naturaleza de nuestros niños, en muchas ocasiones. Pues pretenden ser muy autónomos y no depender de nadie, para así no volver a sufrir por el abandono, ni por la dependencia.

Pero Harry se va dando cuenta que o depende de sus amigos y se apoya en los profesores y tutores, o no puede enfrentarse a los problemas que tiene con el Señor Oscuro, Voldemort, ni tampoco contra las otras personas que se le enfrentan.

Al ser un niño huérfano, que se hace muchas preguntas sobre sus padres biológicos y lo que pasó en su pasado, para quedarse huérfano. Y necesita saber. Esto permite trabajar con nuestros niños el tema de sus orígenes y de las preguntas que pueden hacerse sobre su pasado.

ADOPCINE

 

Es el cine desde la mirada adoptiva.  Sección dirigida por  J.Ignacio Díaz Carvajal, que  cada semana nos propone una película con temática adoptiva además nos brinda una sinopsis y toda la información sobre la película que nos sugiere.

 

Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets) (2002)

Director: Chris Columbus
2002
Reino Unido
154 min

Aventuras. Fantástico

Sinopsis: Terminado el verano, Harry (Radcliffe) no ve la hora de abandonar la casa de sus odiosos tíos, pero, inesperadamente se presenta en su dormitorio Dobby, un elfo doméstico, que le anuncia que correrá un gran peligro si vuelve a Hogwarts. A pesar de los esfuerzos del elfo por retenerlo, Harry es rescatado por Ron y sus hermanos, con la ayuda de un coche volador, y recibido con los brazos abiertos en el cálido hogar de los Weasley.

A pesar de que a Harry y a Ron les impiden entrar en el andén 9 ¾ y subir al Expreso de Hogwarts, ellos se las arreglan para llegar a tiempo de empezar el nuevo curso. Las hazañas de nuestro héroe ya se han extendido por todo el colegio, convirtiéndolo en el centro de una atención no deseada. Entre sus nuevos admiradores está Ginny (Bonnie Wright), la hermana pequeña de Ron; el aspirante a fotógrafo Colin Creevey (Hugh Mitchell) y Gilderoy Lockhart (Branagh), el nuevo y vanidoso profesor de defensa contra las artes oscuras.

Sin embargo, ni siquiera Lockhart puede ofrecer una explicación plausible ni una solución eficaz para combatir el terror que se está apoderando del colegio. En tal circunstancia, la atención se centra en Harry, pero todos empiezan a dudar de él. Todos, excepto Ron, Hermione y la pequeña y frágil Ginny, que vive volcada en su nuevo y misterioso diario. Pero Harry no decepcionará a sus amigos y se enfrentará a la oscura fuerza que acecha Hogwarts. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 7/10
Valoración adopción 8/10

Seguimos con la segunda entrega de Harry Potter.

En lo que nos concierne de la adopción y acogimiento. Harry sigue viviendo con sus tíos, que le han mejorado su situación , pues ya no vive en el cuarto bajo la escalera, sino que ahora tiene un cuarto propio, pero que se lo han cerrado con rejas, para que no pueda ir a la escuela este año. Siguen boicoteándole su formación como mago. Y también la relación con los amigos. Aunque ahora también interfiere Doby un elfo que pertenece a otra familia, y que quiere salvarle del peligro de muerte que corre si va a la escuela.
En esta ocasión la amistad y el trabajo en común serán fundamentales para poder salvarse y salvar a la escuela de un gran peligro que corren.Y Harry podrá demostrar lo valiente que es y lo decidido, pero que se tiene que apoyar tanto en los amigos como en los tutores para poder llegar a buen puerto.

Perfecta para nuestros hijos e hijas adoptados. Es de alguna manera un modelo que da esperanza de encontrar un futuro mejor y de poder conseguir un futuro, a pesar de los inconvenientes y sufrimientos anteriores y actuales.


Para saber más sobre José Ignacio Díaz Carvajal pincha en la imagen.

 

Related Posts