ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal. La luz entre los océanos

“La luz entre los océanos” de 2016, es una magnífica película, protagonizada por Michael Fassbender , Alicia Vikander y Rachel Weisz, que toca un montón de temas relacionados con la paternidad y la adopción: los duelos por los hijos, tenidos o no; la obnubilación , hasta el delito, por conseguir ser madre; el no tener en cuenta el mayor interés del menor; las repercusiones que tiene en un menor el haber vivido forzadamente en otra familia y volver a la de origen….etc.
La película, con su bella fotografía y música, nos embarga y nos traslada emocionalmente a identificarnos con cada uno de los personajes y nos hace más difícil encontrar salidas a los dilemas morales y afectivos que nos trae a cada paso.
La recomiendo vívamente.

J.Ignacio Díaz Carvajal,  Gran colaborador y socio de AAPE dirige esta sección y  cada semana aprendemos mucho a través de las historias  con temática adoptiva que él nos sugiere.
Adopcine es el cine desde la mirada adoptiva. Películas, documentales y vídeos que tratan la temática de adopción y de acogimiento.

 

La luz entre los océanos (2016)

Director: Derek Cianfrance
EEUU
2016
130 min

Drama

Sinopsis:
Australia, 1926. Un bote encalla en una isla remota y a su encuentro acuden el farero Tom Sherbourne y su joven esposa Isabel. En el interior del bote yacen un hombre muerto y un bebé que llora con desesperación. Tom e Isabel adoptan al niño y deciden criarlo sin informar a las autoridades. Todo se complica cuando descubren que la madre biológica del bebé está viva. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 6/10
Valoración adopción 9/10

En la trama de esta película encontramos diversos temas interesantes relacionados con la adopción: la imposibilidad de la madre de que sus embarazos lleguen a buen término, con lo que implica de duelos sucesivos, por los no natos que pierde. El ansia de maternidad y el cegamiento al que puede llevar a algunas mujeres, como para poder plantearse apropiarse de un niño, sin hacerlo de forma legal y contando con la eventualidad de que tenga madre.
La complicidad de algunos hombres, para dar satisfacción a esa necesidad imperiosa de su mujer, rindiendo su moral y sus convicciones. La culpa cuando se dan cuenta que su apropiación del niño implicó realmente un robo. Y el daño que están haciendo a una madre desesperada por su pérdida.La situación de dilema sin solución al haber criado a esa niña como suya y que ahora pueda tener que incorporarse a una familia biológica que la reclama, pero que ella no lo reconoce como familia.
Y la evolución de los sentimientos de todos los personajes, hacia posturas más ecuánimes, más compasivas, más honestas, más verdaderas, a pesar del dolor que puedan provocar. Y que gracias a esa evolución, puedan encontrar la paz y puedan reparar parte del daño que creó esta acción desesperada.

Recomiendo mucho verla. Y a pesar de no tener una valoración cinéfila enorme, es una buenísima película, con estupenda ambientación y fotografía, así como música. Y buenos actores.

 


Para saber más sobre José Ignacio Díaz Carvajal pincha en la imagen.