ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal. Los ángeles perdidos.

Los ángeles perdidos de 1948, es todo un clásico en blanco y negro, realizado por Fred Zinnemann, en los EEUU. Cuenta la historia de niños perdidos o huérfanos durante la guerra mundial. Y como tienen una situación de adversidad temprana, que les lleva a ser adultos, tristes, que no juegan, y que no pueden confiar en nadie.
El protagonista va cayendo por un precipicio de desventuras, y mientras su madre le busca, todos creen que él ha muerto. Y se va haciendo imposible el reencuentro. Y su situación de desconfianza lo complica todo y le hace que todo vaya a peor.
Esta situación es como una metáfora de lo que encontramos en nuestros hijos e hijas que pasaron por esta situación de adversidad temprana, y que tienen comportamientos que no entendemos, que no saben lo que quieren , aparentemente, que no pueden obedecer, que huyen del amor y que complican su existencia y la nuestra.

Por esto la recomiendo muchísimo. Actualmente puede alquilarse en Filmin.

La recomiendo mucho.
ADOPCINE

 

Es el cine desde la mirada adoptiva.  Sección dirigida por  J.Ignacio Díaz Carvajal, que  cada semana nos propone una película con temática adoptiva además nos brinda una sinopsis y toda la información sobre la película que nos sugiere.

 

Los ángeles perdidos (The Search) (1948)

Director: Fred Zinnemann

EEUU
1948
105 min
Drama.

Sinopsis: En plena postguerra mundial, miles de niños tienen que ser custodiados y conseguir un nuevo hogar, pues han quedado sin familia o se han perdido.
Un niño checo, ha quedado tan traumatizado que es incapaz de hablar y de poder decir algo sobre su identidad: ni nombre, ni país.
Por miedo a los militares que asocia a los nazis de Auschwitz, de donde sobrevivió, huye del campo de acogida de niños, lo que complica su identificación. Un soldado americano le encuentra y lo acoge, ayudándole a salir de su marasmo psicológico y que empiece a hablar. Decide llevarlo con él a Estados Unidos, pues cree que la madre ha muerto.
Pero la madre le busca por todos sitios y también es informada que su hijo ha muerto.
Los escenarios son los de las ciudades devastadas tras los bombardeos de la guerra.
Multipremiada, fue el debut de Montgomery Clift.

Valoración cinéfila 8/10
Valoración adopción 10

Esta película es una joya clásica, que describe de forma maravillosa lo que es la adversidad infantil y el funcionamiento de los traumas en la mente de los niños.
En este caso son niños que han vivido los campos de concentración, o la guerra, con muertos, la pérdida de sus familias, el horror de la violencia extrema. Son niños que no hablan, que no juegan, que obedecen por el terror con que viven todo. Que son adultos deprimidos. Y que no pueden confiar que alguien les va a cuidar o querer de nuevo.
El chico protagonista, de  9 años, va teniendo una trasformación resiliente, gracias a el tutor que encuentra en este soldado que le quiere , le cuida y está dispuesto a adoptarle. Poco a poco le va permiendo cicatrizar sus heridas profundas y volviendo a ser un humano.
Mientras la madre ha sobrevivido y le busca, pero no consigue encontrarle y al final es convencida de que su hijo murió ahogado al escaparse del campo de acogida.
Aún así la madre confía que no sea así, pues nunca encontraron su cuerpo. Ella superará de alguna manera su pérdida, queriendo y cuidando a los niños de uno de estos centros de acogida.
No sabemos que pasa hasta el final.

Para los padres actuales, esta película nos da una clave preciosa de entendimiento de los niños nuestros que hayan sufrido adversidad temprana. Pues ese terror, esa desconfianza, es preferir huir antes que ser queridos o cuidados, porque no se lo creen. Esos comportamientos que van en contra de su supervivencia o de su bienestar. Eso es lo que encontramos en nuestros hijos e hijas, y que hace a veces muy difícil la convivencia, pues no les entendemos. Que huyan del amor. Que no se dejen cuidar. Que tengan una búsqueda secreta de algo que no entendemos.Y que parezcan que no agradecen lo que reciben y que no lo quieren.
De cómo nosotros queriéndoles podemos infundirles temor y que no se fíen profundamente de nosotros, aunque nos obedezcan.

Bueno, una película que recomiendo muchísimo.
Actualmente en Filmin.

Para saber más sobre José Ignacio Díaz Carvajal pincha en la imagen.

 

Related Posts