ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal. Mi hijo

Mi hijo (Mon fils moi) , es una película francesa de 2006, dirigida por Martial Fougeron, que no trata el tema de la adopción, sino el del sufrimiento de un niño por culpa de los padres. Algo que le puede llevar a una situación de desamparo, incluso en una familia de clase media alta. Donde las condiciones de relación parental son inadecuadas. El niño vive en una soledad y un sufrimiento que calla, por amor. Pero que antes o después va a estallar, en este caso con el único recurso que le queda, que es la violencia.

Nos invita a la reflexión sobre la maternidad mal entendida…es decir como una posesión del cuerpo y el alma del niño. Y más allá de la propia voluntad y el propio deseo del niño. Y sin tener en cuenta su propia identidad. Y como la familia se hace cómplice de una situación en la que uno acaba siendo el chivo expiatorio.

Una película formidable, que recomiendo ver.

 

 

J.Ignacio Díaz Carvajal,  Gran colaborador y socio de AAPE dirige esta sección y  cada semana aprendemos mucho a través de las historias  con temática adoptiva que él nos sugiere.
Adopcine es el cine desde la mirada adoptiva. Películas, documentales y vídeos que tratan la temática de adopción y de acogimiento.

 

Mi hijo (Mon fils à moi ) (2006)

Director: Martial Fougeron
2006
Francia
79 min
Drama

Sinopsis:
Julien es un chico adorable en plena adolescencia, pero también un prisionero del amor. Su madre, desatendida por un marido intelectual, lo quiere en exceso, controlando cada uno de sus movimientos, a menudo mediante un cruel abuso psicológico. Desesperado, Julien trata de abrirse camino buscándose una novia que más tarde lo abandona, acudiendo donde su abuela y su hermana, llamando a la Policía, amenazando con suicidarse… (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 7/10
Valoración abandono 8/10

Traigo la película no por la adopción , sino por la situación de desamparo a la que llega este niño, que se va viendo en la película de forma clara, y cómo es la historia de un fracaso del vínculo con los padres.
La madre, por su hiper protección y control, que asfixia a este adolescente, y que le lleva a una situación de vínculo de apego inseguro evitativo. Y no le deja opción más que al suicidio, el enloquecimiento, o el asesinato. Terribles opciones, para un niño que es bueno, sometido, dulce y que quiere a su madre, pero que ésta en su loca pasión, le está asfixiando y maltratando hasta lo indecible.
El padre está ausente de esa relación perversa y se abstiene, por proteger los restos de su matrimonio naufragado. La hermana les denuncia a ellos mismos, pero también se ve impotente para actuar, dejando a su hermano sólo, ante una situación siniestra intrafamiliar.

¡Qué difícil es, para un niño, en una situación así, salir de su dilema, pues la tendencia normal es proteger al padre o madre enfermo y someterse! Y , como en este caso, algunas veces sólo queda la acción desesperada de la violencia.
La recomiendo vivamente.


Para saber más sobre José Ignacio Díaz Carvajal pincha en la imagen.