ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal. Philomena.

Traemos hoy una  película británica: “Philomena”,  de 2013, dirigida por Stephen Frears y protagonizada por Judi Dench y Steve Coogan.

Cuenta la historia real de una señora que tuvo que entregar a su hijo cuando adolescente y que ahora 50 años después intenta encontrarle, gracias a la ayuda de un periodista. Toda una vida de sufrimiento , pensando en el hijo robado y culpándose del abandono que debió sentir su hijo.

No es una película feliz y refleja un lado odioso de las adopciones : la retirada forzosa de sus hijos,  que han sufrido, y sufren, muchas adolescentes, sin tener en cuenta su verdadero deseo por criar a su hijo o hija. Y la participación de una parte de la institución  católica, que hizo estragos en muchos paises, con su pretendida defensa de la moralidad, que no reflejaba para nada el mensaje evangélico. Y que todavía no ha pedido suficientemente perdón a las víctimas de aquellos delitos. Ni ha pagado por ellos.

Una película muy recomendable.
J.Ignacio Díaz Carvajal,  Gran colaborador y socio de AAPE dirige esta sección y  cada semana aprendemos mucho a través de las historias  con temática adoptiva que él nos sugiere.
Adopcine es el cine desde la mirada adoptiva. Películas, documentales y vídeos que tratan la temática de adopción y de acogimiento.

 

Philomena (2013)

Director: Stephen Frears
Reino Unido
2013
98 min

Actores:
Judi Dench, Steve Coogan

Sinopsis: Cuenta la historia real de Philomena Lee, una mujer irlandesa que, tras quedarse embarazada cuando era una adolescente, se vio obligada a dar a su hijo en adopción. Después se dedicó a buscarlo durante cincuenta años. (FILMAFFINITY)

Película muy nominada a diferentes premios.
Valoración cinéfila 7/10
Valoración adopción 10

Este drama, tiene mucho interés para los españoles, pues refleja una realidad compartida de niños robados, por parte de religiosas católicas, en un pasado relativamente reciente.
Realmente Philomena sufrió un robo de su hijo, pues no tuvo opción de darlo en adopción, y durante cincuenta años calló, hasta que pudo hablar y empezó su búsqueda, ayudado por su familia y por un periodista. A cambio de que él publique su historia.
La película refleja la postura delictiva e intolerante de la Iglesia católica, que hasta el final estará impidiendo que esta madre pueda conocer el destino de su hijo, a pesar de que las monjas del convento donde ella pasó mucha parte de su vida, sabían todo.
Gracias al periodista, podrá viajar a EEUU, para seguir a su hijo y se irá enterando de las vicisitudes de su vida, de que era gay, conocerá a su pareja, y que falleció pensando que su madre le había abandonado.
Philomena, podrá satisfacer su necesidad de conocer y tendrá que lamentarse para siempre de que su hijo muriera creyendo que le abandonó, a pesar de haberla buscado.
La recomiendo vivamente.

 


Para ir al blog de José Ignacio Díaz Carvajal PINCHA EN LA IMAGEN