ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal. Rosa Morena

Rosa Morena, es una película danesa, dirigida por Carlos Augusto De Oliveira, que trata el tema del robo y compra de niños, en países del tercer mundo, para ser adoptados por padres que pueden pagarlo.

Un tema super doloroso, y que no hay que dejar de denunciar, pues es dañino para los niños y niñas que se ven involucrados en ello. Y que no tienen excusa ninguna, a pesar de la posible mejor vida que se le pueda dar a esa criatura. Pues es la parte inconsciente, secreta, del origen de esa adopción, la que acabará pasando una factura altísima a todas las partes afectadas: criaturas, padres adoptivos y padres biológicos.

En este caso es una historia que se complica, por que lo que iba a ser una compra de un niño, acaba derivando en un robo, y luego en una cesión dolorosa .

Una historia a ver. Que nos sigue aportando nuevas perspectivas de la complejidad que existe en el tema relacionado con las adopciones internacionales y la parentalidad a toda costa.
ADOPCINE

 

Es el cine desde la mirada adoptiva.  Sección dirigida por  J.Ignacio Díaz Carvajal, que  cada semana nos propone una película con temática adoptiva además nos brinda una psinopsis y toda la información sobre la película que nos sugiere.

 

Rosa Morena (2010) 

Director: Carlos Augusto De Oliveira
Dinamarca
2010
90 min
Drama
Sinopsis: Thomas, un arquitecto danés, dice que está en Brasil de vacaciones, pero la verdad es otra. En realidad, Thomas profundamente anhela tener un hijo propio. Su solicitud de adopción fue rechazada en Dinamarca porque es gay, pero Thomas se enteró de que él podría ser capaz de comprar un bebé en Brasil. Thomas pronto se encuentra en conflicto con la ley. Él mismo se mete en graves problemas, pero entonces conoce a una mujer y después de eso, nada volverá a ser lo mismo otra vez. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 7/10
Valoración adopción 9/10

Esta película refleja una parte sórdida y negativa en el tema de la adopción, y es cómo hay personas que se prestan al comercio de niños, sean los padres compradores, las madres que los venden, y los abogados, médicos e intermediarios que se prestan a este indeseable sistema de adopción.
En este caso pueden hacernos sentir en simpatía con el protagonista, que parece ser un buen hombre, que en su lucha por ser padre, ya que en su país (Dinamarca) no puede serlo, por ser gay y monoparental, decide visitar a un amigo en Brasil e intentar conseguir allí un niño. Se encuentra que le ofrecen niños, practicamente robados en orfanatos, para ser vendidos por 100.000 $.
Se niega a ese comercio, pero acaba cayendo en la tentación de comprarle un niño a una usuaria pobre, de una ONG en la que empieza a colaborar.
Tras salir escaldado del intento, le vuelven a ofrecer la posibilidad de hacerse cargo de otro niño, a cambio de dinero, una casa y de ponerle a la madre una peluquería.
Pero la situación se complica, en la medida que se va a vivir con ella, y quiere que lo críe tres meses antes de llevarlo a Dinamarca, y esta mujer cree que ha encontrado un hombre que mantenga y forme con ella un hogar, también con sus otros dos hijos. Y se implican los dos emocionalmente.
Al final intenta robar a esta niña, por la que ha pagado tantos gastos, pero de la que no tiene papeles, pero acaba volviendo, para devolverla a su madre.

Conseguirá su propósito, pues la madre cree que esa niña tendrá mejor vida si él se la lleva. Quedando desolada. Y él también mal, por cómo se ha desarrollado todo.
Creo que esta película nos puede hacer reflexionar sobre varios temas muy importantes: la compra y el tráfico de niños en la adopción. Las motivaciones para la adopción. El papel de las madres pobres, que se ven abocadas a entregar a sus hijos, por diversos motivos. Las vías ilegales de adopción.
La importancia de tener en cuenta el bienestar del menor.
Creo que la huella, de este comercio, de esta compra-venta de un hijo, siempre va a dejar una impronta en la mente de esa niña o niño, y que ese secreto, impregnará su historia, de tal manera, que le pasará algún tipo de factura a esa familia adoptiva. Los sentimientos de culpa de esos padres, o el conocimiento de cómo fue adquirido, estarán ahí, subliminalmente. Y de alguna manera se manifestará en el adoptado en forma de sensaciones de inseguridad, de robo de algo en la propia historia, de deslealtad, de mentira, de secretos inconfesables…y que si acaba sabiéndolo esta persona , puede volverse contra los padres adoptivos, y hará tambalear la propia indentidad del adoptado. Como en el caso de los niños robados.
Trailer original con subtítulos en inglés.

Para saber más sobre José Ignacio Díaz Carvajal pincha en la imagen.

 

Related Posts