ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal.Tres solteros y un biberón

Hoy una película testimonial: Tres solteros y un biberón, película francesa de 1985, que tuvo mucho éxito  en toda Europa y acabó con un remake en EEUU.

Y digo testimonial, de una época en que la crianza de bebés era cosa exclusiva de mujeres, y que tres hombres se hicieran cargo de uno, con todos los sentimientos y actitudes que eso trae, era una novedad cargada de muchas posibilidades de comicidad o de al menos interés humano.

Testimonial también de un machismo tremendo, común en las películas de la época. Y de actitudes que afortunadamente para las generaciones actuales pueden empezar a parecer idiotas o raras.

Una película divertida, a su manera, que se sigue pudiendo ver.

 

 

J.Ignacio Díaz Carvajal,  Gran colaborador y socio de AAPE dirige esta sección y  cada semana aprendemos mucho a través de las historias  con temática adoptiva que él nos sugiere.
Adopcine es el cine desde la mirada adoptiva. Películas, documentales y vídeos que tratan la temática de adopción y de acogimiento.

Tres solteros y un biberón (3 Hommes et un couffin) (1985)

Director: Coline Serreau
1985
Francia
101 minutos
Comedia

Sinopsis: Tres hombres solteros comparten un piso. De pronto les llega un paquete. Es una niña casi recién nacida, hija al parecer de uno de ellos, a la que tendrán que atender, a pesar de que ninguno de los tres tiene ni la más remota idea de cómo cuidar a un bebé… (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 6/10
Valoración adopción 7/10

Película famosa en su momento, muy popular cuando se estrenó, tanto en Francia como en toda Europa, que llevó a tener su remake en los EEUU “Tres hombres y un bebé” .

Tuvo una secuela a los 18 años, relatando la relación de estos mismos padres con su hija ya adolescente.

Es una película machista que coloca a la mujer en una posición vituperada y utilizada desde un primer momento, por 3 depredadores del sexo. Ellos parecen vivir para la conquista. Ellas son candidatas a su utilización y cuando son madres, como la madre de la niña, la abandona y cuando la recupera no puede hacerse cargo de ella. A la postre las mujeres son más egoistas que los hombres, incluso para la crianza.
Y, de repente, en este paraiso testosterónico, aparece esta niña y los transforma en magníficos padres y cuidadores, con una vocación paternal inmensa. Tanta que compitiendo de nuevo con la maternal, le dan veinte vueltas a las madres. Al principio quieren ocultar sus cambios de sentimientos, pero al final desbordarán ternura y amor.
Y todo esto siempre con una comicidad, que hace que uno se trague sapos como los descritos. Pero es una película divertida y con momentos muy tiernos.Y da una imagen de hombres siendo verdaderos padres.


Para saber más sobre José Ignacio Díaz Carvajal pincha en la imagen.

 

Related Posts