ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal. Una especie de familia

Una especie de familia, película argentina de 2017, dirigida por Diego Lerman, es una dura reflexión sobre la manera ilegal en que se empeñan algunas familias, para constituirse. Y como eso no puede traer más que peligro, delincuencia, violencia, y daños, tanto para los intervinientes adultos, como para ese niño o niña, adoptado, que algún día tendrán que lidiar con su origen turbio e ilegal.

En este caso es una mujer culta, médica, que se mete en una situación delictiva, que igual ella no es muy consciente al principio, pero que acaba complicándose, poniendo en peligro su seguridad, su libertad y el destino de ese niño , por el que obsesivamente, está dispuesta a luchar, a costa de todo.
Podríamos decir que el interés prioritario del menor, no existe en este caso. Y si la adopción es una medida de protección de los menores, en este caso, es todo lo contrario.

Muchas familias que pretenden adoptar, deberían entender y hacérseles entender, que lo importante es el menor y su realidad, sus necesidades y no sólo el propio deseo de maternidad o paternidad. Y que en la adopción, no tenemos derecho a niños para ser adoptados, sino que ellos tienen derecho a padres y madres buenos y responsables, que sepan cuidar y que antepongan el bienestar de ese niño dañado o abandonado , al suyo propio.

ADOPCINE

 

Es el cine desde la mirada adoptiva.  Sección dirigida por  J.Ignacio Díaz Carvajal, que  cada semana nos propone una película con temática adoptiva además nos brinda una psinopsis y toda la información sobre la película que nos sugiere.

 

Una especie de familia (2017)

Director: Diego Lerman
Argentina
95 min
Drama

Sinopsis: Malena es una médica de 38 años de clase media de Buenos Aires. Una tarde recibe la llamada del Dr. Costas, quien le informa que debe viajar inmediatamente al norte del país: el bebé que ella estaba esperando está por nacer. De manera inesperada Malena decide emprender un viaje incierto, lleno de encrucijadas, enfrentándose a todo tipo de obstáculos legales y morales que la harán preguntarse constantemente hasta dónde está dispuesta a llegar. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 6/10
Valoración adopción 8/10

Dura película sobre una venta de un niño, basada en la pobreza de la madre y toda una trama de personal sanitario, policías, abogados, etc. que participan de esta corrupción.
La mujer que quiere el bebé, se encuentra con una situación inesperada: que le piden dinero extra, además de los gastos pagados hasta ese momento. Ella afirma que no viene a comprar un niño, pero no queda claro, cómo ha conseguido que la madre acepte entregar su bebé…si por pobreza (con lo que es una cierta venta) o por maternidad subrogada (pero no parece que sea así dados los medios tan pobres de la sanidad en donde vive).
La cosa se va complicando para esta madre adoptiva y tiene que acudir su marido para cerrar el trato con los corruptos. Pero sin mucha convicción…es cosa de su mujer.
Al final la cosa se complica y no sólo puede perder al bebé, sino su libertad.
E incluso la relación con el marido.

Es interesante como reflexión de lo que algunas mujeres están dispuestas a hacer por su maternidad, y que llegan a delinquir, creando situaciones verdaderamente complicadas, en las que ese niño o niña, entrará en la familia, pero con mentiras, sufrimiento, falsedades…algo que acaba pasando factura a toda la familia. Pero sobre todo al niño engañado y que no ha venido como se le dice.
Y en la película no sabemos que podrá pasar con este niño, que si se complica la cosa, podrá acabar en el servicio de protección, abandonado hasta que decidan que hacen con él.

Por otro lado podemos ver a la madre biológica, tanto como víctima, como alguien a quien la pueden meter también en un buen lío, por causa de su necesidad, de la que se lucran un montón de personas. Y parece que nadie tiene en cuenta su posible desesperación, su duelo por la pérdida de este hijo, y sus sentimientos de frustración e impotencia, por la pobreza en la que vive y en la que tiene que criar al resto de sus hijos. Con la culpa que pueda generar, por mandar al mundo rico a uno de ellos, para que sea criado por otros.
Una buena película, que merece verse.
La actriz española Bárbara Lennie, lo borda, con un acento argentino increíble.


Para saber más sobre José Ignacio Díaz Carvajal pincha en la imagen.

 

Related Posts