ADOPCINE con José Ignacio Díaz Carvajal. Welcome to the Rileys

La película Welcome to the Rileys, de 2010, no trata de una adopción exactamente, pero sí de una especie de acogimiento informal de una adolescente, que me interesa especialmente, pues refleja el tipo de adolescente que a veces encontramos en nuestras familias, sobre todo si padece un trastorno de apego desorganizado o un trastorno límite, o padece una Trastorno del Espectro Alcóholico Fetal.

En esta historia , un padre que ha perdido a su hija adolescente y que no ha superado el duelo todavía, se vuelca en ayudar a una prostituta de 16 años, a la que va apoyando , de una forma cuidadosa y respetuosa, con mucho amor, pero sin entrometerse más que lo que ella puede tolerar, para que no se espante y huya. Acaba participando también su mujer, que está muy traumatizada desde la pérdida de su hija. Y acaba trasformando a todos, esta experiencia.

Por un lado tenemos a un adolescente que podemos encontrar en nuestras familias, y se nos propone un modelo de relación, que busca más el acuerdo, la guía sutil , sin demasiada rigidez y muchísima tolerancia. Algo que es fundamental con los adolescentes difíciles, que por su rebeldía y por su trastorno del comportamiento, no van a aceptar la dinámica de una familia al uso. Estando en riesgo social, de salud, económico y rozando la delincuencia.

La película da un mensaje de que a grandes males, grandes remedios, pero sin forzar, comprendiendo, amando y sabiendo esperar a que den frutos nuestras guías y nuestra presencia sensible, adulta, cuidadora, firme, amorosa y totalmente respetuosa. Y siempre desde el error, desde la tentativa, desde el no saber, desde la bondad.

Una película excelente que recomiendo ver, con actores estupendos.

ADOPCINE

 

Es el cine desde la mirada adoptiva.  Sección dirigida por  J.Ignacio Díaz Carvajal, que  cada semana nos propone una película con temática adoptiva además nos brinda una psinopsis y toda la información sobre la película que nos sugiere.

 

Welcome to the Rileys (2010)

Valoración cinéfila 7/10
Valoración adopción/acogimiento 8/10

Estamos ante una película preciosa, con un tema desagradable:
una chica de 16, huérfana y abandonada a su suerte, que se prostituye y que es una superviviente nata, encuentra en su trabajo de stripper a un hombre bueno, cansado, que ha perdido hace unos pocos años a su hija única a los 15 años, y que está harto de todo.
(spoiler desde aquí, si no quieres que te destripe algo la película no puedes seguir leyendo)

En este encuentro él no se queda indiferente, quizás porque se le activa el resorte de ver reflejada en esta chica, viva y fuerte, aunque muy vulnerable y en riesgo continuo, a la hija perdida. Decide ayudarla, aunque ella sólo le pide dinero y dinero, pues no sabe más que utilizar a los hombres. Y abandona temporalmente a su mujer, que por otro lado no sale de casa desde la muerte de la hija, pero ni al buzón propio a escasos metros de su puerta.
Y la ayuda consiste en irse a vivir con ella, y ordenarle la vida, estructurarla, pero amorosamente, sin prohibir, sin reñir, sólo queriendo sin condiciones. Quiere rescatarla, pero aparentemente sin un plan previo concreto. Y sacrifica sus comodidades, su tiempo, su dinero, para estar con ella, darle pequeños gustos, cuidar de su desastre de casa, etc.

Aunque esto va haciendo cierta trasformación en ella, no está acostumbrada a confiar y no puede dejarse mandar, ni puede depender de quien de verdad le ama.
Y aparece la mujer de este señor, buscándole, y superando su agorafobia. Y también acaba cogiendo cariño a esta chica. Pero ella sí se pasa un poco. Y la chica no lo soporta, sentir que de alguna forma la han adoptado. Cuando ella ya era «grande», «ganaba su dinero propio, con su trabajo»…
Y nos deja la peli con un sabor agridulce: todos han cambiado, todos son mejores, aunque hay cosas que no pueden cambiar…

Pero para mí es una metáfora increible, sobre lo que necesitan nuestros hijas e hijos con trastorno de apego o Trastorno de Alcoholismo Fetal…que los queramos incondicionalmente…aunque se metan en lo peor…aunque no nos quieran aparentamente…aunque quieran ser autónomos e independientes, a pesar de su inmadurez y de sus carencias profundas…aunque se metan en líos con la policía…aunque apenas devuelvan agradecimiento…y saber que lo que podemos hacer tiene un límite y que no podemos sentirnos culpables de lo que no podemos abarcar, ni controlar.
La recomiendo vivamente.

Para nuestros adolescentes es perfecta, porque pueden ver el lío de una vida desordenada, que acaba complicándose en exceso, y se puede aprovechar para verla con ellos. Y la actriz es famosa por la saga Crepúsculo.

En nigún momento hay un acogimiento legal, ni siquiera sugerido, pero estamos ante un acogimiento informal, precioso, y que demuestra que con creatividad y mucha voluntad y entrega, se pueden conseguir algunas cosas , hasta en lo que parece imposible.

Otro tema importantísimo es el del duelo no resuelto por la pérdida de un hijo.

Actualmente se puede encontrar en Filmin

Para saber más sobre José Ignacio Díaz Carvajal pincha en la imagen.

 

Related Posts