El abordaje de la historia de vida a través de la preocupaciones actuales. Juan Alonso Casalilla

Nerea es una niña de nueve años, adoptada hace seis. Entre los recuerdos que trajo de su pasado se encuentra una vieja fotografía de su madre y de una hermana. En la institución de procedencia señalaron el valor de esta imagen, que facilitaría el recuerdo de su historia y la posibilidad de hablar de su origen en un futuro.

Nerea desde la llegada a su nueva familia, a su nueva casa tiene esta foto en un lugar privilegiado de su habitación, en su mesilla de noche. Sus papás con el lógico interés porque su hija conserve el recuerdo de su madre y hermana han cuidado que esta imagen ocupe un lugar privilegiado en el espacio de la niña. De vez en cuando la mamá o el papá de Nerea, cuando le narran un cuento por la noche le cuentan a Nerea quiénes son los personajes de la foto y le hablan de su origen y su historia. Saben de la importancia de que la niña conozca su orígenes e historia. Hasta donde ellos podían conocer, que por cierto no era mucho.

A lo largo de sucesivos encuentro de seguimiento y consulta post adoptiva surge un interrogante en los padres sobre problemas de rendimiento escolar y falta de concentración. La niña según sus padres no se centra, y es incapaz de acabar cualquier tarea, incluso con la ayuda y supervisión cercana de los padres.

Los padres echan mano de los conocimientos adquiridos sobre adopción y la adversidad temprana y las consecuencias de ésta, sin embargo, esta comprensión, este saber al que llegan, produce una comprensión, pero poco avance en la solución del problema.

Tras varias sesiones surge un detalle, detalle que no entraba dentro de todos los posibles saberes científicos que acudían a la familia para ayudar a su hija.

El detalle es el siguiente: su madre refiere que incluso ha tenido que guardar la foto de su familia porque cree que es una de las principales fuentes de distracción, ya que Nerea la pone al hacer deberes en la mesa de trabajo. La fotografía, fuente de distracción y causa de la falta de atención se guarda en un armario a la hora de estudiar. La foto es contemplada como estímulo distractor, eliminada esta distracción el rendimiento mejoraría, sin embargo, el problema persiste.

En posteriores encuentros con la niña atisbamos que, aunque los padres informan a su hija de todo lo que saben y de lo que no saben, Nerea sigue inquieta, despistada, porque cree que le ocultan algo, que hay algún secreto que no le cuentan.

En sus sesiones de psicoterapia aparece el temor que la tiene inquieta y sin atención en los estudios: fantasea que fue arrancada de sus padres por alguien que la llevó al orfanato y de ahí fue dada en adopción.

La ansiedad que muestra en el colegio y a la hora de hacer deberes, ansiedad que toma la forma de falta de todo interés y atención, tiene que ver con lo que no sabe del motivo por el que su madre la dejó en manos de otra persona y entregada a un centro. Es decir, no sabe por qué su madre la abandonó.

Esta pregunta que siente que se le oculta, no puede ser respondida por los padres adoptivos, tampoco la saben en el centro y queda como una pregunta que Nerea tendrá que rellenar con su propia elaboración y aceptación del abandono.

Por su parte los padres adoptivos no pueden ocultar su desazón por el interés que suscita la imagen de esa madre biológica, preguntándose ¿Qué lugar ocupan ellos en la vida de Nerea? cuando esa imagen, que representa a alguien con quién no tuvo relación, despierta tanto interés y desasosiego.

Sin embargo, una vez compartidos todos estos pensamientos y sentimientos en los encuentros de psicoterapia, la conducta y significado que se les daba a éstos, empezaron a cambiar. La foto dejó de ser un estímulo distractor, pasó a ser otra cosa, era un estímulo que tanto en la niña como en los padres adoptivos despertaba interrogantes importantísimos para la relación. La foto activaba en Nerea una huella de memoria que no sabía exactamente como descifrar, algo importantísimo se jugaba en las dudas que suscitaba sobre su historia ese estimulo. Los padres adoptivos supieron entender y transformar el estímulo distractor por una oportunidad privilegiada para poder hablar de la historia y el vínculo con Nerea. Por otra parte, ese era el momento, no otro. Se comprendió que algo de la escena de estudio y la presencia de la imagen disparaban la imaginación de Nerea, su cerebro se centraba en algo realmente importante para su existencia, no había déficit de atención sino una atención enfocada a lo que era crucial para ella.

Así la foto sirvió de motivo perfecto para interrogar a Nerea por las dudas que tenía sobre su pasado y su historia, se desarrollaron fructíferas y hasta divertidas conversaciones sobre posibles episodios del pasado y se entremezclaban con la historia de sus padres adoptivos en su búsqueda de un hijo. Pocas tardes de estudio bastaron para que la foto no fuera motivo de distracción y apareciera un razonable interés por la realización de las tareas escolares. Nerea sabía que cuando surgiera un interrogante, sus padres estarían ahí, esa seguridad le permitía centrarse en las tareas escolares.

El trabajo sobre la historia de vida de los chicos no debe ser una prescripción más, un elemento más de un programa a cumplir, que tiene un espacio o un tiempo predeterminado.  El trabajo sobre la historia de vida se ancla y se dispara en las preocupación actuales y concretas de nuestros hijos, cuando algo de lo real que vive se atasca. Es ahí cuando se resignifican los recuerdos, toman forma y toman un sentido, pero dentro del entramado actual de preocupaciones y de vínculos en el que están inmersos.

 

Esta es una sección dirigida por Juan Alonso Casalilla Galán y que tiene como objetivo dar algunas claves para pensar de otra manera, interrogarnos y reflexionar sobre aspectos generales que están en la base y que son la razón de ser de las relaciones en adopción y acogimiento.

 

Os invitamos a leer los artículos que atesoramos en esta web escritos por Juan Alonso Casalilla además de los anteriores a este artículo de la sección «DESEO Y ADOPCIÓN»

Recomendamos visitar su blog: Deseo y razón  sobre Adopción, acogimiento y familias. Reflexiones y comentarios relacionados con esta manera de crear familia.

Related Posts