La Jornada del 9 de Septiembre. Por Juan Alonso Casalilla Galán.

Con motivo del Día Internacional contra los Trastornos causados por el consumo de alcohol durante el embarazo, el 9 de septiembre,  Visual TEAF junto con ADOPCIÓN  PUNTO DE ENCUENTRO y once asociaciones más que agrupan a más de 15000 personas y casi mil profesionales, participamos en el acto institucional de concienciación sobre el Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal en el Ministerio de Sanidad en Madrid.

El acto puso sobre la mesa de nuevo y redunda, a la luz de los conocimientos médicos y psicológicos actuales,  los efectos devastadores que sobre el desarrollo del feto tiene el  consumo de alcohol y cómo éste consumo compromete muy seriamente el desarrollo infantil.

Estos efectos adversos, trazan una línea causal bien definida, de especial interés para las personas implicadas y comprometidas con la protección infantil. Las alteraciones a nivel del SNC consecuencia de la exposición prenatal al alcohol producen importantes alteraciones funcionales y cognitivas, que se manifiestan con retraso mental, disfunciones motoras, de memoria y aprendizaje. En la etapa preescolar los niños con SAF suelen ser hiperactivos, impulsivos, con deficiencia en la función motora, deficiencia en el lenguaje y problemas de comportamiento.

Dentro de esta línea causal, se olvida con frecuencia, y la jornada lo puso de manifiesto, las consecuencias que tiene el consumo de alcohol en una dimensión tan importante como es un adecuado desarrollo de vínculo afectivo. Pues al comprometerse el nuero-desarrollo, se comprometen seriamente las estructuras cerebrales que están en la base de un apego seguro, el cual será la base de un desarrollo psicológico y social sano. A este respecto es de especial importancia, trabajar en la concienciación del efecto devastador que tiene el consumo de alcohol en el desarrollo neuropsicológico, lo que supone también poner el acento en el efecto que sobre el desarrollo de un vínculo de apego seguro, prerrequisito de una personalidad sana e integrada.

Todas estas consideraciones, válidas para la población general, tienen especial resonancia para profesionales y familias implicadas en el sistema de protección infantil. La jornada puso sobre la mesa,  para las personas implicadas en la protección infantil, que es necesario poner el foco en la influencia dañina que el consumo tendrá en el desarrollo del feto, lo que implicará consecuencias muy negativas para el desarrollo físico, psicológico y social futuro. No debemos  olvidar que detrás de la toma de medidas de protección existe muchas veces un consumo de alcohol, lo que suma un factor de riesgo de primer orden a las demás adversidades tempranas que sufren los niños tutelados susceptibles de ser adoptados y acogidos.

Dada la población con la que se trabaja y las relaciones constatadas entre consumo de alcohol, desarrollo neuropsicológico, apego e integración social, se hace necesario concienciar que el consumo de alcohol durante el embarazo es una forma de maltrato.

No debemos olvidar que la finalidad de la protección infantil es garantizar un entorno familiar y social que asegure un buen tratoque proteja del riesgo de la desorganización y/o atrofia de su SNC, lo que en términos de desarrollo significa un daño que compromete la formación de la personalidad.

En resumen podemos concluir que el impacto y la magnitud de la problemática que se expuso a lo largo de la jornada exigen:

  • Desarrollar de planes de prevención específicos.
  • Diseñar diferentes estrategias preventivas y de intervención.
  • Formación y actualización continua de los profesionales que trabajan en cuidados periconcepcionales y perinatales.
  • Concienciar que el consumo de alcohol durante el embarazo es una forma de maltrato.
  • Con respecto a la población infantil protegida, estudios que valoren el peso de los efectos nocivos del consumo de alcohol frente a otra variables de riesgo. En la población de menores protegidos en muchas ocasiones los profesionales nos remitimos a un pasado genérico de adversidad temprana.

 

Juan Alonso Casalilla Galán. Psicólogo.Especialista en Adopción. Socio y gran colaborador de AAPE.

Related Posts