Tres demandas. Jorge Barudy

j-barudy-3En las Jornadas  de familias adoptivas  celebras en Granada el pasado  noviembre, Vinyet Mirabent  Psicóloga clínica, Directora del Centro Médico y Psicológico de Barcelona Fundación Vidal y Barraquer, nos recomendó muy vivamente la lectura del libro “Indómito y Entrañable” de José Ángel Giménez Alvira. Editorial Gedis.

Es esta, desde luego, una lectura obligada por muchas razones y queremos animaros a hacerlo con unas palabras de la presentación de Jorge Barudy. Neuropsiquiatra, psiquiatríainfantil y terapeuta familiar, Fundador y Director de la ONG EXIL .
“Cuando una persona, una pareja o una familia encuentran por primera vez a su hijo o hija adoptiva nunca tienen que perder de vista que este niño o niña que será parte de la familia tiene una historia anterior. Nació de una madre y de un padre biológico que no lo pudieron criar, o lo criaron mal, porque sus historias y sus condiciones de vida no les ofrecieron la oportunidad de desarrollar las capacidades parentales para hacerlo.

Como consecuencia de lo anterior muchos otros hijos e hijas adoptivas traen de una forma implícita, por lo menos, tres demandas.

j-barudy-1La primera: a pesar de que la única manera que tengo de expresar mi desconfianza, mis miedos, mis traumas y mi vulnerabilidad es a través de mis conductas egocéntricas, agresivas y de control, por favor no me abandonéis, sobre todo cuidadme, tratadme bien y sobre todo educadme, para seguir creciendo y aprender a cuidarme y a tratar bien a los demás.

La segunda: no me consideréis como un niño o una niña culpable de mis trastornos, sino como una víctima o un afectado por el desamor y los malos tratos, además de como alguien que no ha tenido la oportunidad de aprender a expresar su sufrimiento de una manera más constructiva. Ayudadme a superar el sufrimiento y a reparar el daño que mis padres biológicos o las instituciones en las que viví me hicieron.

La tercera: cuando mi cerebro y mi mente hayan madurado lo suficiente gracias a vuestros cuidados y educación y os pregunte sobre mi origen, contadme sin miedo, pero con mucho cariño, porque si bien nací de otra mujer y de otro hombre, vosotros sois mis padres ahora.

Ser padre o madre adoptiva es una aventura maravillosa, pero como tal hay que prepararse y dejarse guiar. La parentalidad biológica ya es un desafío importante y solo se logra “el título” después de hacerlo más o menos bien con el primer hijo. Convertirse en padre o madre adoptivo es un desafío mayor,  por lo singular de las tareas enunciadas, se puede considerar una forma de obtener el título “Honoris Causa” de padre o madre.”  Jorge Barudy.

pclogo
Os recomendamos, si no lo conocéis, que leáis el artículo “Indómito y entrañable. No todo se soluciona con amor” que sobre el libro Indómito y entrañable el hijo que vino de fuera  de José Ángel Giménez Alviraescribió Alejandra Sánchez Yanes desde México D.F, en una maravillosa colaboración para esta web y en la que el mismo José Ángel Giménez Alvira nos dejó un amable y cercano comentario a pie de entrada .