Cuando los niños no saben responder correctamente a los estímulos sensoriales.

careta1Enciendan la radio y no la sintonicen; manténganla en un sonido estático y suban el volumen. Pidan a alguien que encienda y apague las luces cuando le apetezca. Siéntense en una silla rota (que tenga sólo tres patas), y apóyense en una mesa de las que se mueven (piensen en esas que hay en los restaurantes, que nos ponen a todos tan incómodos). Ahora pónganse un jersey apretado y áspero, en lugar de una camiseta confortable; y pónganse también los calcetines del revés y unos zapatos de medida más pequeña. Rellenen un plato de queso parmesano rallado, abran una lata de sardinas y traigan la comida de gato encima de la mesa. Y para finalizar piensen el la comida que más detesten, aquella que les provoca arcadas, y coman mientras tienen todo el resto de comida anteriormente citada encima de la mesa. Con todo esto en juego, cojan un libro, ábranlo e intenten aprender alguna cosa nueva.¿Qué tal…?

Ya puestos en situación  y centrándonos en el tema adoptivo, según estudios los niños criados en orfanatos pierden un mes de desarrollo cognoscitivo cada tres meses de cuidado de orfanato  y un mes de crecimiento físicosico y lineal durante cada cinco meses de cuidado de orfanato. Además se correlaciona el tiempo de permanencia institucional, con déficits de desarrollo: la ausencia de toque maternal, conversación, la interacción de juegos durante las semanas críticas después del nacimiento induce posteriormente a problemas físicos, problemas en las relaciones, desórdenes del procesamiento sensorial y conductuales.

Cuando el niño no tiene las habilidades necesarias para procesar de forma correcta las informaciones que percibe a través de los sentidos, se trata de problemas en la integración sensorial. En este caso los niños pueden no saber cómo reaccionar a las situaciones nuevas, porque no saben responder correctamente a los estímulos sensoriales que reciben. Tienen dificultades para aprender a hablar, retrasos psicomotrices, dificultades de aprendizaje, problemas de comportamiento por no saber reaccionar ante las distintas situaciones… Cuando el niño tiene problemas para interpretar las sensaciones, sus respuestas (motrices, conductuales, de aprendizaje, de lenguaje…) pueden verse alteradas.

dps colormarco

Un sistema nervioso que procesa mal la información desencadena…

• Dificultad para utilizar la información sensorial en la vida diaria.

• Incapacidad neurológica de organizar los estímulos sensoriales, con lo cual no puede dar respuestas adaptadas.

• Conlleva inmadurez en una o más áreas del desarrollo.

Las dificultades de procesamiento sensorial interfieren en la calidad de vida poniendo al niño en riesgo de trastornos del desarrollo y conducta. No solo afecta al niño, sino al grupo social.  Cuando NO integramos bien las sensaciones se ven afectadas muchas áreas de nuestra vida cotidiana.  Por ello nos esforzaremos más que el resto para afrontar los desafíos de la vida y no siempre con éxito.

Bebés:

Bebé muy irritable, le disgusta estar en brazos.

Bajo tono muscular (muy blandito)
Problemas en los ciclos del dormir.
No le gusta estar tumbado de espaldas.
Llora con muchísima facilidad, sin un motivo aparente.
Desarrollo lento, o por debajo del esperado a nivel motriz.
Problemas de succión.

1 a 3 años:

Baja atención.

Niños descoordinados, “torpes”, “patosos”.
Problemas en la articulación de sonidos, lento desarrollo del lenguaje.
Demasiado afectables emocionalmente cuando se hacen daño.
No perciben el dolor.
No le gusta caminar en superficies distintas (arena, nieve, hierba…)
Es muy temeroso a determinados movimientos.
Es muy quisquilloso en la comida, come sólo alimentos concretos.
Rechaza muchos alimentos por su textura o sabor.
Se sobreexcita frecuentemente sin motivo aparente.
Le distraen los sonidos de fondo.

Infancia de 3 a 8 años:

Problemas de aprendizaje en el colegio.

gritoProblemas de motricidad fina (escribir, dibujar, cortar con tijeras, pintar…)
Dificultades de coordinación motora gruesa y /o fina.
Hiperactividad (no está quieto, se columpia, salta o gira durante horas sin parar)
Hipoactividad (siempre se queda en clase, sin moverse demasiado…)
Dificultades atencionales, con o sin hiperactividad.
Le dan miedo las actividades de motricidad gruesa (correr, saltar, el fútbol…)
Se cae o tropieza con facilidad, choca contra los objetos o las personas.
Baja autoestima, se frustra con gran facilidad, llora con mucha facilidad.
Pocas habilidades sociales, de relación con los demás niños o con los adultos
Impulsividad en sus acciones, agresividad.
Retraso en el lenguaje, en la fluidez, en la pronunciación o retraso general. Poco vocabulario.
Tiene muchas pataletas que no tienen una justificación aparente.
Parece entender sólo a veces.
No le gustan los cambios de actividad o las modificaciones en la rutina diaria.
Frecuentemente rompe sus juguetes sin quererlo mientras está jugando.
No le gustan determinados tipos de ropa (por su textura)
Problemas de alimentación:evita texturas, rigido en la introducción de alimentos, dieta poco variada.

Niños más mayores, de 8 a 12 años:

Aumentan los problemas atencionales en las tareas académicas.
Problemas de comportamiento, conductas aislantes, hiperactividad…
Demasiado organizado (ordenado), con rutinas muy fijas y marcadas.
Muy desordenado, compulsivo…
Escribe letras o números del revés.
Dificultades para mantener el ritmo de sus compañeros.

Muchos niños tienen algunas de las dificultades citadas anteriormente, sin que ello signifique que tengan problemas en el procesamiento sensorial, pero estas dificultades sensoriales (desapercibidas la mayoría de veces), pueden afectar su desarrollo.

Leer completo.

Autora:

Bàrbara Viader documento destinado a informar a las familias interesadas en el funcionamiento del procesamiento sensorial y la estimulación sensorial mediante la teoría de la Integración Sensorial.

Biografía y contacto:

Bàrbara Viader Vidal, Centre d’Estimulació Sensorial Infntil, Barcelona.
Diplomada en Terapia Ocupacional por la Universidad Autónoma de Barcelona Especilizada en Pediatría y Educación; realización de una pasantía en «Atención a la población infantil» con la Universidad Nacional de Colombia Especializada en Integración Sensorial por la Fundación Vértice (Bogotá) en convenio con la Universidad del Sur de California, EEUU Formación en Integración Sensorial por la Universidad de Liverpool En realización del Máster en Integración Sensorial con la Universidad de Liverpool

 centreestimulacio@yahoo.com

 

Related Posts