Darlo todo y volver sin nada. Loreto Castillo

Primer aniversario de la publicación del libro Mariposas en el corazón. La adopción desde dentro.

familias loreto nUn abrazo.
Un álbum con fotos de su primer día en casa.
De días en la playa.
De días y días junto a él.
La ropita con la que llego a casa.
Un cuadro del pueblo done durante meses se había criado…

Venían cargados de regalos, pero yo sólo pensaba en lo vacíos que volverían a su hogar. Pensaba en cuando se pusieran a recoger la cunita, los zapatos, todas las cosas…Ese bebé salía de sus vidas, pero no del todo. Se quedaría para siempre en su recuerdo y, sobre todo, en su corazón.

Venían cargados de regalos.
El más hermoso e importante de todos, nuestro hijo. Y nos lo entregaron sonrientes, emocionados. De su abrazo al mío. Y yo sólo sabía darles las gracias. Y ellos solo sonreían.

Aquella pareja no podía estar más comprometida con su labor como familias de acogida. No era el primer niño que acogían; ya habían pasado por su hogar, pese a los jóvenes que eran, y se notaba su experiencia en situaciones parecidas. Sabían de la alegría que sentíamos, de los nerviosos y felices que estábamos.

¡Qué fácil no lo pusieron todo!¡Cómo querían a nuestro niño!
Ésa pareja no es una excepción. Tengo la inmensa suerte de conocer a muchos seres como ellos: desinteresados y maravillosos. Familias a veces tan olvidadas, tan poco comprendidas, tan desapercibidas… Y, sin embargo, tan necesarias… ¿Qué habría sido de nuestros hijos sin ellos?

Lo dan absolutamente todo por los pequeños sin pedir nada, tan solo “una foto de vez en cuando”, pues no quieren entrometerse en la vida que la familia adoptiva y “su niño” han formado. Con discreción. A distancia. Pero felices por el trabajo hecho. Esperanzados en que todo ha de ir bien y anhelando que cuiden a ese pequeño, que lo quieran tanto como ellos.

Viven suspirando, cuando el tiempo se dilata en meses, por la llegada de una buena familia, pues no quieren vincularse o apegarse “demasiado”a ellos. Pero por otro lado, temen la despedida. En este cruce de sentimientos se mueven nuestras familias de acogida, héroes y valientes que rescatan a niños con necesidades, sean o no bebés, tengan meses o días …

Los llevan al médico, velan su sueño si han de ser hospitalizados, lo llevan a rehabilitación si es necesario para poner su vida y su salud en orden, ahí donde antes sólo había desconsuelo y desamor. Héroes sin capa que curan las heridas, las que se ven y las que no, con todo el cariño que una madre, un padre y unos hermanos pueden dar, aún a sabiendas de que el pequeño se
irá un día.

familiadea cagida2Héroes silenciosos al rescate, haciendo más humana esta sociedad.
No dejaría pasar un instante sin agradecer todo lo que esas personas han hecho por mis hijos.Sacarlos de donde los sacaron y ponerlos donde los pusieron. Sanos y salvos. Facilitando el encuentro con ellos. Dándose, ofreciéndose… Demostrando una generosidad absolutamente desconocida en este mundo tan egoísta en el que vivimos.

Todavía muchos les preguntan cómo pueden hacerlo.”¡Yo no podría!”. Y ese “no podría” sé que los mata por dentro. Pues se hace simplemente no pensando en uno mismo en el dolor que se sentirá en la despedida, sino en el bien que se le hace a ese niño, en los demás.

Realmente son seres humanos distintos a los demás. Con poco apoyo. Con pocos medios. Pero con muchas ganas. Personas a contracorriente que se conforman con… “Una foto de vez en cuando”.

gracias

Del libro Mariposas en el corazón. La adopción desde dentro ( El Hilo Ediciones) extracto del capítulo “El abrazo de la piel” escrito por Loreto Castillo Vallejo.

 

IMG_4452ppLoreto Castillo  es  madre adoptiva de 4 niños pequeños,  una niña de origen chino de  adopción internacional y tres niños de adopción nacional, que se han convertido en el motor de su vida,

Dejó su trabajo en una empresa multinacional  para dedicarse de lleno al mundo de la adopción, su gran pasión desde que ellos llegaron a su vida, desde entonces no ha dejado de prepararse para ellos. Fue la fundadora y la presidenta durante varios años de AFAM Asociación de Familias Adoptivas Multiétnicas de Granada para llenar el vacío de formación en materia de adopción para padres en su provincia  y ha organizado más de un centenar de encuentros entre familias adoptivas, talleres, etc.

Es Técnico superior en Mediación familiar, Experta en orientación y mediación familiar y en  Apoyo y orientación para familias adoptivas.

 

Para comprar el libro pincha AQUÍ

 

4 Comments

  1. avatar
    nieves
    7 diciembre, 2015 at 10:29 am Responder

    Muchas gracias por tu mención en el libro, así somos y muy contentos de poder seguir haciendo esta labor, por darle a estos niños mucho amor y muchas sonrisas, en lo q llegáis vosotros sus padres para siempre. Ningún niño debería crecer sin unos brazos q le acunen ni unos besos q llenen el alma y el cuerpo de amor.

    • avatar
      loreto
      10 diciembre, 2015 at 2:56 pm Responder

      Gracias a vosotros por tanta generosidad

  2. avatar
    lola moreno
    10 diciembre, 2015 at 11:09 pm Responder

    Si que nos conformamos con alguna foto que otra pero casi todos los papas nos regalan visitas que nos alegran el alma !!

  3. avatar
    justi
    14 diciembre, 2015 at 9:19 am Responder

    . Gracias por tu reconocimiento, nuestra mayor recompensa es cuando por fin ponemos al que ya es vuestro hijo en vuestros brazos, esos brazos que le arroparan siempre. La despedida es muy triste, pero es tambien el objetivo que perseguimos. Lo has descrito perfectamente. Gracias por tu empatia, no es facil describir sentimientos tan contradictorios.