¿Soy o fui adoptad@? Por Iratxe Serrano.

SOY O FUI leyenNo acabo de entender el empeño de algunas familias adoptivas de hablar en pasado de nuestra historia, y no hablo de la nuestra como familia, si no de la nuestra, la mía, la de sus hijos como personas adoptad@s.
Puedo entender que ustedes, los adoptantes, se refieran al hecho en pasado. Ya hicieron su proceso de adopción, ya culminaron su deseo de ser padres el día en que les entregaron a sus niñ@s pero para nosotros no fue así. Para nosotros ese día cerramos una etapa para abrir otra, dejamos de ser huérfanos, desamparados, para convertirnos en adoptados.
Defiendo a ultranza el “soy” adoptada. Lo soy todos y cada uno de los días de mi vida, aunque ustedes (algun@s) se empeñen en hablar en pasado. Por poner un símil es como barrer y esconder el polvo bajo la alfombra, el polvo no desaparece, simplemente se oculta, se invisibiliza pero sigue estando ahí generando suciedad.
Se empeñan en equiparar su parentalidad adoptiva con la biológica. Me causa estupor el argumento que usan muchas veces de “si hablamos en pasado les duele menos” ¿a quién duele menos? ¿A ustedes? ¿A ellos (nosotros) sus hijos adoptados?
Hay temas sensibles en la adopción y en la postadopción, éste, al igual que el del abandono o el de la madre biológica son un claro ejemplo que refleja el miedo de los adultos y los conflictos internos aún por resolver en sus paternidades.
Soy adoptada pero eso no me define como persona, soy otras muchas cosas más, soy mujer, profesional, hija, nieta, sobrina, pareja… No pretendo convencerles, usen el término que prefieran, esta es mi opinión y la de muchas de las personas adoptadas con las que me he ido cruzando en la vida. Cierto es que otras personas adoptadas prefieren el uso de “fui”, bien, cada cual que escoja el tiempo verbal que más le guste, pero recuerden que hablar en pasado no resuelve nuestro presente, lo tapa, lo minimiza y esa sin duda, no es la mejor forma de sanar heridas.

 

gracias

 

Iratxe Serrano.Educadora Social, Pedagoga y Máster en Programación Neurolingüística.

Preside la Asociación “La voz de los Adoptados”

Pertenece al equipo profesional de MadOp  servicio de mediación, postadopción y psicopedagogía.

4 Comments

  1. avatar
    51776836mzg
    27 abril, 2016 at 1:39 pm Responder

    La adopción es un proceso legal que termina con una firma. Ahora se es hijo que llegó de forma diferente, pero se es hijo.

  2. avatar
    Ana Medina Padilla
    30 abril, 2016 at 10:54 pm Responder

    Hola, Iratxe

    mi razón para optar por decir ‘fue adoptada’ no ha sido para que no le duela o le duela menos, como dices. Mi razón ha sido la de que no la definiera como persona.
    Al leer tu post ya no lo tengo tan claro. Todavía es pequeña, esperaré a que ella decida como quiere nombrarlo.

    Gracias.

    Un abrazo

  3. avatar
    Irene
    4 noviembre, 2016 at 4:56 pm Responder

    En el caso de mi hija,hemos pasado por varias fases.Ahora estamos en la de “fui” adoptada.
    Ella lo expresa así como un punto y final,el “soy”,da pie a hablar de algo no finalizado y para ella,en este momento,ya pasó. no la define,no la limita,no tiene que dar explicaciones,…No lo digo yo,lo expresa ella.Tiene 16 años y habla con total l

  4. avatar
    Irene
    4 noviembre, 2016 at 5:04 pm Responder

    Perdón,se me ha cortado a mitad de palabra.
    Habla con total libertad,siempre la hemos animado a expresar lo que sentía sin condicionarla ni juzgar su pensamiento,por muy tremendo que pudiese llegar a ser.
    Hemos intentado ayudarla en ese proceso de crecimiento ofreciéndole toda la información posible y dejándole claro que la,queríamos por ella misma,como era y precisamente por como era.Es nuestra hija y lo será siempre sea adoptada o hubiese sido adoptada.Eso es,solo un tiempo verbal.
    Ella decide si es o fue.Para nosotros no es relevante.