Decálogo de los hijos del corazón

10 cosas que los padres deberíamos saber comunicar a nuestros hijos.

 

  1. Que ellos no son culpables de su historia anterior…ni nosotros, -sus padres adoptivos- tampoco.

1no culpablesLa rabia es un sentimiento que muchos niños expresan con vehemencia. Deberíamos ser capaces de hacerles entender que la razón de su historia pasada no tiene que ver con él/ella,  no son los culpables de las circunstancias por las que tuvieron que vivir en un orfanato. Pero nosotros tampoco somos culpables de esas circunstancias sino  que somos los que luchamos por remediarlas.

 

  1. Que querernos no significa que traicionen a nadie.

2 no traicionan - copiaMuchos niños tienen una lealtad hacia su madre biológica que les impide aceptar a su madre adoptiva. Ese sentimiento es como una barrera que obstaculiza que se construya una relación sana y fluida con nuestros hijos.  Hacerle notar que estamos de su lado, no imponernos, hacerles saber que de verdad entendemos lo que les pasa  y que en su corazón podemos caber todos sin  competencia.

 

  1. Que entendemos que han perdido mucho antes de llegar aquí. Y que pueden y deben hablarnos sobre ello.

2 perdida - copia
Muchas veces la adaptación resulta difícil, tratándose sobre todo de niños que posean recuerdos, tenemos que comprender que por mala que nos parezca su situación anterior, era su vida, era lo que conocían y les resulta muy difícil el empezar una nueva –extraña-  vida, con personas extrañas y aun más complicado cuando hasta el idioma es extraño.

 

  1. Que sus enfados descomunales tienen una razón, que están justificados pero no son justos.

4enfados - copiaAlgunas de las explosiones de nuestros hijos se escapan a nuestro entendimiento porque la mayoría de las veces no se corresponden ni de lejos con la causa que pensamos la produjo.

A veces son manifestaciones de alguna situación del pasado que les provocó angustia y que pueden incluso no ser conscientes de ello. Otras veces es rabia acumulada o falta de control de una impulsividad que no pueden dominar. Tenemos que ayudarles a canalizar esas  emociones y enseñarles a anticipar y neutralizar esos arrebatos.

 

  1. Que enfadarse con ellos no significa dejar de quererles.

5dejarde - copia
Todos los niños necesitan y agradecen conocer los limites  aunque pasen gran parte de su tiempo y del nuestro intentando romperlos o estirarlos. Tienen que tener claro que  su comportamiento puede disgustarnos pero no merma nuestro amor por ellos. Y han de aprender  a asumir las consecuencias de sus acciones

 

  1. Que sus logros en aprendizaje no pueden medirse del 0al 10

6 logros

Porque son mucho más valiosos. La tarea educativa actual no se centra en enseñar ni en aprender sino en evaluar. Es este un método que no sirve para nuestros hijos.

A nuestros hijos debemos evaluarles por el esfuerzo realizado, por objetivos cumplidos, independientemente de las calificaciones o los resultados académicos.

 

  1. Que pueden preguntarnos lo que quieran y que siempre les diremos la verdad aunque a todos nos resulte dolorosa.

7 preguntas - copia
Tenemos que aprender a adecuar las respuestas a su momento particular, no quedarnos en la fórmula de la pregunta sino a ejercitarnos a preguntar lo que en realidad quieren saber y adaptarlo a su desarrollo madurativo.

 

  1. Que les acompañaremos en sus dudas y en su dolor porque somos de su equipo y pueden contar con nosotros siempre.

8 equipo - copia

 

Es fundamental hacer crecer en nuestros hijos la seguridad de que nos tienen incondicionalmente a su lado.

 

 

  1. Que somos sus padres PARA SIEMPRE.

9parasiempre padres

 

Hacerles comprender que no les abandonaremos nunca.

 

 

 

  1. Que son nuestros hijos PARA SIEMPRE.

10parasiempre niñosBB

 

Hacerles sentir intensamente el sentimiento de pertenencia.

 

 

Nuestros hijos, con suerte, llegan a nosotros con cinco sentidos y los padres tenemos la misión de dotarles con dos más:

  • El sentido común

El sentido común puede aprenderse y aplicarse en las situaciones de la vida. Empezar por cosas sencillas como aprender a llevar ropa adecuada cuando van de excursión y el tiempo está cambiando.

 

  • Y el sentido del humor

No se necesita ser gracioso para tener sentido del humor y  es posible enseñarles a ver lo divertido de las cosas absurdas de la vida.  Igual que les mostramos la necesidad de  percibir las cosas más serias o el dolor que otro  puede sentir. Promover su sentido del humor es hacerles propensos a la alegría y a reír espontáneamente.

 

2 SENTIDOS